lunes, 7 de mayo de 2012

Nota en Telenoche


Mensa Argentina y Creaidea en Telenoche



Esta nota fue publicada en Telenoche el 13 de Abril de 2012 y quisiera hacer algunos comentarios.

Si bien contribuye a la difusión de un tema que, creo que es muy necesario hacer llegar al público, no me parece que lo haga de una manera correcta.

Lo primero que quiero señalar es la falta de información que se hace evidente en el vocabulario utilizado por estos periodistas, como por ejemplo cuando hablan de "Niños Genio" o "Cerebros privilegiados" o "Hay un genio entre nosotros". 

La nota comienza hablando de Haidi, una niña Británica que tiene el mismo CI que Albert  Einstein y que ha sido aceptada en Mensa, ilustrada con imágenes de niños de dos años leyendo con anteojos. Aquí encuentro una combinación de elementos mediáticos que me parece que solo sirven para buscar raiting y que contribuyen a mantener el mito de que los superdotados son personas privilegiadas que tienen el éxito asegurado. Creo que no es necesario ir a buscar casos a Gran Bretania, en la Argentina existe un buen número de niños que están sufriendo por ser superdotados en un país que los excluye. 

Por otra parte me parece importante mencionar la liviandad con que se habla de un tema que es complejo y que un mal manejo puede provocar consecuencias de diversa gravedad. Me quiero referir puntualmente a estos temas:

  • María Laura pregunta cómo se dan cuenta de que un chico es superdotado y apura al notero dicéndole que no hay nada de tiempo. Me parece que es una pregunta que merece ser hecha con responsabilidad. 
  • Sobre el final de la nota ella dice que por lo menos tienen un lugar donde jugar y pasarla bien, para que no se aburran en el cole. ¿Tendrá idea esta señora de los trastornos que produce en estos niños aburrirse en la escuela? 
  • Cuando Gabriel Vulej (Creaidea) habla de los malos diagnósticos y dice que hay chicos que son medicados erróneamente, se deja pasar el tema como si fuera algo muy normal sin importancia.

Por último creo que el tema de los problemas que tuvo Einstein en su infancia (quién fue declarado deficiente mental por sus docentes), podría ser la base para hablar de la compleja problemática a la que se enfrentan los superdotados en nuestro país como víctimas de un sistema educativo insensible y poco inclusivo.

Me gustaría invitar a los periodistas de nuestro país a tomar conciencia de que este es un tema que necesita difusión pero que sobre todas las cosas merece un trato serio y responsable.