viernes, 29 de junio de 2012

Redes 309 - El Fracaso de los superdotados






Esta es otra de las excelentes entrevistas de Eduard Punset en la televisión española. En este caso los entrevistados son: Joseph Renzulli (Director del Centro de Investigación en Superdotados y con  Talento en Connecticut. Autor del Modelo de los Tres Anillos de la Superdotación), Javier Tourón (Presidente del Consejo Europeo de Alta Capacidad)  y Josep de Mirandés (Presidente de la Confederación Española de Superdotación) por Eduard Punset. Aquí les dejo un resumen:


Joseph Renzulli sostiene que el promedio de superdotados que nacen es entre el 15 y el 20% de la población general.


“La igualdad de oportunidades no quiere decir que se proporcionen las mismas experiencias a todos los estudiantes y creo que lo que es verdadera igualdad es proporcionar a los jóvenes experiencias según sus niveles de habilidad, su capacidad. Esto no quiere decir que tengamos que separar a todos los estudiantes todo el tiempo” J.R.


Miles de adultos han crecido sin saber que eran superdotados.


E.P: Estoy sorprendido no tanto por la poca correlación que existe entre las altas notas por un lado y el éxito en la vida profesional en el mundo por otro. Si no que lo que encuentro increíble es la relación que existe entre este éxito en las profesiones y el mundo por un lado y las actividades no académicas llevadas a cabo por el estudiante. Esto es lo que es increíble. ¿Lo habéis demostrado? Quiero decir, ¿se ha descubierto realmente la irrelevancia de las actividades académicas cuando se intenta educar a alguien para que tenga éxito en la vida?

J.R.: Si. Y déjame que te ponga un ejemplo…


E. P.: He leído el resultado de algunas investigaciones, que creo que son de tu propio equipo, en las que se sugiere que entre los niños de doce años, todos ellos inteligentes (gifted), los que se sienten interesados por un tema en particular, pasan mucho más tiempo con esta asignatura favorita que el resto de los niños mirando la televisión. ¿Es así esto?

J.R.: Desde luego. Uno de los proyectos de investigación más importante llevados a cabo en Estados Unidos por un profesor de la Universidad de Chicago y otros porfesores, demostraron que jóvenes que tenían mucho talento en varias áreas (música, estudios académicos, arte, incluso en deportes) pasaron casi tanto tiempo estudiando su área favorita como el resto de los jóvenes de Estados Unidos pasan mirando la televisión, y tengo que decir que en Estados Unidos la gente pasa muchísimo tiempo mirando la televisión.


E.P.: Mo me digan que no es extraño que la mayoría de las veces identificamos a los niños, a los adolescentes superdotados porque no van bien en la escuela, porque tienen problemas. No puede haber una prueba mayor de que los padres, las escuelas, los ministerios no lo hacen bien a la hora de tratar este problema.


J.T.: En España simplemente si habláramos de un punto que se suele utilizar como referencia que es el llamado CI 130, que equivale a un 2,28% de la población, significa que estamos hablando de unos 150.000 ó 160.000 alumos de los cuales hay unos pocos centenares identificados. Por lo tanto quiere decir que la escuela no está realmente respondiendo a unas necesidades educativas específicas por eso luego van a venir los problemas. Y por eso luego se va a asociar la alta capacidad al niño con problemas. Lo que es un problema es no atenderlo, no que tenga alta capacidad.


E.P: Volvamos al tema de los superdotados. Es absolutamente indispensable que haya ritmos distintos adecuados a las capacidades o al potencial de cada alumno. Pero esto puede ir más allá si además de eso tenemos que idear métodos distintos de enseñanza para este grupo?

J.M.: Creo que este es un punto de importancia especial. Cuando distintos científicos se refieren a que los superdotados piensan de otra manera, sienten de forma diferente, ven los problemas con formas diferentes de su resolución y requieren formas de aprendizaje diferentes. Atender estas maneras de aprendizaje distintas que requieren es fundamental para el niño superdotado y muy beneficioso para el contexto del aula.


E.P.: Uno de los problemas más comunes es que, a veces el superdotado, no le da la gana de demostrar que lo es.

J.T.: Es totalmente cierto. Lo que evitan el etiquetado social. Algunos incluso llegan a decirle a sus padres: “Tengo que cambiar porque yo soy el único diferente en mi clase.” Entonces en cuanto uno es identificado en una clase como el que siempre tiene la respuesta o el que siempre sabe cuál es la tarea que hay que hacer y de la mejor manera posible, muchas veces es rechazado por los demás con una serie de etiquetas. …A mi me parece que muchas veces los niños estos, como son muy listos, lo descubren enseguida y lo que hacen es camuflarse.
Hay dos tipos de reacciones que se pueden producir: una adaptarse al sistema. Estoy pensando en un niño que … leia perfectamente libros y en su clase estaban todavía aprendiendo las vocales. Lo cual quiere decir que el tormento al que se somete este niño es enorme, pero si él se diferencia de los demás, automáticamente va a ser señalado con el dedo.


J.T.: Si el talento no se promueve antes, y para promoverlo hay que identificarlo de una manera activa, corremos el riesgo de que se pierda.


E.P.: ¿Qué hace una familia que tiene este problema?

J.M.: Los padres son los primeros en detectar la superdotación. Este es el resultado de un estudio que ha realizado el defensor del Menor de la comunidad de Madrid, indicando hasta el 70% de los casos aciertan frente a un 97% de error de los colegios, de los profesores con sus equipos de orientación psicopedagógica. Los padres entonces empiezan a menudo un largo peregrinaje hacia centros, psicólogos que, al no existir la especialización acaban siendo derivados a un centro especializado donde se hace el proceso de identificación.

J.T.: Hace falta una escuela que sea mucho más permeable y menos graduada.