miércoles, 21 de septiembre de 2011

Una historia de padres, maestros y alumnos.



‎"-Maestro, tengo un problema con mi hijo: me trajo las notas del colegio, una alta calificación en dibujo y una pésima calificación en matemáticas.
-¿Qué harás?
-¡Lo pondré de inmediato a tomar clases particulares con un profesor de matemáticas!
-Necio, ponlo de inmediato a tomar clases particulares con un profesor de dibujo. Desarrolla su talento. Todos servimos para algo pero no todos servimos para lo mismo."


Alejandro Jodorowsky


Esta pequeña historia me dejó pensando en cuántos talentos habrán quedado sin desarrollar, por estar obligados a esforzarse en aprobar todas las materias, no? Esto me invita a reflexionar en nuestro sistema educativo que, como dice la gente de "La Educación Prohibida", ya ha quedado obsoleto.